Josefina, más conocida como Nena por sus seres queridos, nace un 27 de Marzo en Barcelona.

Puesto que fue una niña muy querida y deseada, sus padres la recibieron con muchísimo amor y cariño.

“Fui una niña muy querida y crecí junto a mi hermano 4 años mayor que yo, Vivíamos en un barrio obrero de Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

“Mis recuerdos de infancia son junto a mis padres y mi hermano jugando y siempre buscando ser la protagonista de las historias que juntos nos inventábamos.”

Desde muy pequeña, Josefina ya dejaba despuntar su carácter rebelde y luchador. Sin saber nadar se tiró a la piscina que estaba donde la familia fue a pasar unos días, costándole casi la vida.

“Recuerdo que me ahogaba y veía burbujitas y de repente vi las piernas de mi madre y sentí como su mano me sacaba a flote. Tendría unos 4 años.”

“Otra de las veces que casi pierdo la vida fue cuando me tragué una peseta y ésta quedó atravesada en mi garganta. Mi madre al ver que me ahogaba, metió sus dedos sin pensar y  me sacó la moneda. Fue la segunda vez que me salvó la vida.”

En la escuela, Josefina, fue una chica inquieta y poco dada a aceptar las normas ortodoxas de la educación formal. Eso le conllevó muchos castigos y reprimendas por parte de sus profesores.

Me enseñaron a leer y escribir, eran normas y enseñanza de la letra con sangre entra. Perdí la cuenta de las veces que me pegaron en los dedos con una regla”

“No cosecho buenos recuerdos de aquella época. Odiaba profundamente ir a la Academia Jiménez. Mi madre, al ver que continuamente llegaba a casa con los ánimos por los suelos, finalmente me cambió de colegio y por fin pude salir de la dichosa Academia.”

De pequeña le encantaban los momentos en los que pasaba sentada en el sofá junto a su hermano viendo “el gordo y el flaco” mientras merendaban después del colegio.

“Recuerdo que después mi madre me envolvía con una mantita naranja con grandes topos y cómo al sentir ese calor me quedaba dormida.”

“Las navidades en mi casa eran realmente mágicas. Recuerdo como mi madre vivía con gran emoción esas fechas y cómo nos transmitía esa ilusión.”

De pequeña, Josefina fantaseaba con ser una gran artista de la música. Soñaba con ser cantante y una gran bailarina.

“Siempre fui admirada por mis primas y tíos pues de pequeña era muy dicharachera y me gustaba inventarme historias para sorprender a mi familia. Era una niña con una gran imaginación y creatividad.”

Los veranos eran especialmente estimulantes para Josefina. Durante esa temporada iba a Lorca a casa de sus primos y fue allí donde descubrió su gran amor por los animales.

“Se reían de mi pues venía de la ciudad y era un poco debilucha pero a mi me daba igual, me encantaba ver cómo ordeñaban las cabras y cómo le daban de comer a los toros. ¡Madre mía qué grandes eran!.”

“Las comidas familiares en el pueblo eran una fiesta pues nos podíamos reunir 15 o 20 personas todos juntos haciendo arroz a la leña, pan casero y después de la comida hacer travesuras todos los primos juntos.”

Uno de los acontecimientos que marcó la infancia de Josefina y la hizo plantearse muchas cosas acerca de la vida fue el fallecimiento de un compañero de colegio que murió atropellado por un tren.

“Nunca entendí porqué sucedían esas cosas.”

Así que a los 12 años, su percepción de la vida cambió por completo y comenzó a darse cuenta de lo importante de vivir la vida ya que nunca sabemos cuándo daremos nuestro último suspiro.

“En el colegio fui buena hasta que llegué a sexto de EGB. Tuve que repetir curso y terminé la EGB con 15 años.”

“Por aquél entonces, se sumó también que mi madre trabajaba fuera y se iba a las siete de la mañana y no regresaba hasta las siete de la noche. Recuerdo que durante ese periodo la añoré.”

En aquella época Josefina no tenía claro qué quería ser de mayor… Sus padres la motivaban a comenzar a trabajar y dejar los estudios puesto que su última trayectoria académica no había sido muy reluciente.

“Recuerdo que en el colegio me aburría sobremanera, a mi realmente me encantaba hacer otras cosas mejores que estar 8 horas sentada en un pupitre.”

Hacia los 13 años, Josefina descubre un mundo nuevo. Comienza a salir con los amigos de su hermano mayores que ella. Por esa época era una joven muy atractiva y rápidamente despertó el interés de los amigos de su hermano.

“Empecé a darme cuenta de que me estaba convirtiendo en una mujer.”

Josefina siempre ha sido una chica activa y deportista. Ya los 13 años participaba en competiciones de gimnasia y atletismo.

“En aquella época de tanta intensidad deportiva, recuerdo que me sentía muy avergonzada cuando me venía la menstruación.”

“A los catorce años ya comencé a sentirme interesada por los chicos. En aquella época íbamos a patinar con unas amigas y allí tuve la oportunidad de conocer a varios chicos mayores que yo.”

Siguiendo las recomendaciones de sus profesores, escogió continuar su trayectoria académica estudiando FP en la rama de Jardín de Infancia.

“A mi no es que me gustaran mucho los niños aunque me llamaba la atención y decidí empezar con los estudios de Jardín de Infancia. Lo mejor que me llevé de esos años fueron grandes amistades. Aunque para ser sincera, lo que menos hacíamos era estudiar. Finalmente, por dos asignaturas, no logré tener el título de auxiliar de infancia.”

Eso fue un golpe duro para Josefina, ya que se dio cuenta de la importancia que tenía ser constante para tener resultados en la vida. Sin embargo, eso la llevó a uno de la inquietud más importante de su vida: “leer y aprender de las biografías de aquellas personas que, de algún modo, habían cambiado el mundo.”

“Me gustaba mucho leer biografías y me llamaba la atención la vida de los demás. Me fijaba mucho en cómo funcionábamos los seres humanos.”

Desde muy jovencita, Josefina ya despuntaba en su predisposición a ayudar a otras personas. Sobretodo en el colegio. Se dio cuenta de que tenía una gran habilidad para detectar los talentos de los demás y ayudarlos a mejorar sus vidas.

Durante sus años de adolescencia, su madre trabajaba como asistenta en una casa de una familia adinerada de Pedralbes. Josefina estuvo durante un tiempo cuidando a los niños de la familia mientras estudiaba.

“Muchas veces me iba con mi madre a echarle una mano en su trabajo. La señora de la casa quería que yo trabajase para ésta familia sin embargo no estaba dentro de mis planes entrar por la puerta de servicio toda mi vida.”

“Tenía claro que a pesar de no tener estudios no quería esto para mi vida. A mí me gustaba mandar y no que me mandaran, jejejeje…”

En poco tiempo, la vida de Josefina iba a dar un giro de 180º aunque ella aún no lo supiera.

En el año 1985 (con tan sólo 18 primaveras), Josefina conoció al que después seria su marido. En aquella época su marido vivía a medio camino entre Barcelona e Ibiza.

story2“Mi futuro marido era 10 años mayor que yo y a partir de que lo conociera empezarían a suceder cosas que cambiarían por completo mi vida.”

“En un primer momento nuestra relación fue clandestina ya que bajo ningún concepto mis padres hubiesen aprobado mi relación con un hombre 10 años mayor que yo.”

Para esa época, comenzó su andadura en el mundo de la publicidad y las agencias de modelos. Estuvo como azafata de convenciones y eventos en varias ocasiones y allí tuvo la oportunidad de conocer a grandes empresarios y personalidades que compartirían con ella algunos Secretos del Éxito y la Prosperidad.

Poco después trabajó para la empresa de moda “Mango” y allí tendría la oportunidad de conocer en persona al dueño de la marca  Isak Andic.

Se le presentaron varias oportunidades profesionales, sin embargo aún no estaba preparada para despegar su carrera profesional y rechazó todas aquellas propuestas.

No lo sabría hasta tiempo después pero aquellas oportunidades que había desaprovechado se convertirían posteriormente en la motivación y éxito de su negocio futuro.

Por aquella época Josefina tenía dificultades para valorarse en toda su expresión. Descubrió que lo que le sucedía tenía un nombre y también una cura “Trastorno de conducta y baja Autoestima”

“Para que no se me notara lo que hacía era evitar ciertas situaciones y eso marcó mi vida en muchos sentidos.”

Su futuro marido estuvo 6 meses en Ibiza y cuando regresó el reencuentro fue tan apasionado que fruto de esa celebración Josefina se quedó embarazada.

Ninguno de los dos se sentía preparado para dar ese importante paso y en unos pocos meses Josefina sufrió un aborto que terminó con su ilusión de ser madre.

“Fueron momento muy difíciles. Yo sabía que no estaba preparada para ser madre pero un aborto es algo para lo que ninguna mujer está preparada.” 

“Sucedieron días tristes, me sentía extraña y vacía e incluso le propuse dejar la relación pero al final todo se quedó en un simple bache y seguimos adelante.” 

Su futuro marido regresó a Ibiza a pasar la temporada de verano y la despedida fue especialmente dura. Josefina sabía que algo no andaba bien pero no podía identificar todavía qué era concretamente.

“Se pasaron los meses yo trabajando en la agencia de publicidad y en Mango, asistiendo a la academia de Inglés y saliendo con amigos sin embargo yo ya no era la misma persona, algo había cambiado en mi interior.”

Su futuro marido compró un apartamento en Ibiza y propuso a Josefina que diesen al paso de irse a vivir a la isla.

Así que Josefina, viéndose arrastrada por los acontecimientos a los pocos meses contrae matrimonio y cambia su residencia a Ibiza.

Otro cambio que no esperaba acababa de suceder y todavía no sabía como canalizarlo.

Tuvo que abandonar su trabajo en Mango y despedirse de sus amistades para comenzar una nueva vida. Fue un momento muy duro. Un cambio más y, lo peor, un cambio que ella no había decidido sino al que se había visto llevada.

“Me dio pena pero empezaba una nueva etapa en mi vida que aunque esperaba ilusionada, me traía miles de miedos.”

Nada más llegar a Ibiza conoció a una pareja que tenían una agencia de transportes. Como Josefina siempre ha poseído grandes dotes comunicativas y relacionales, tardó poco tiempo en comenzar a trabajar en su agencia.

“Ellos me acogieron, me enseñaron y en pocos meses me asignaron más responsabilidades. Me sentía pletórica!. Teniendo en cuenta que había comenzado de cero, todo lo que aprendí con ellos me hizo sentirme más segura conmigo misma.”

Todo parecía rodar a las mil maravillas. Su marido había cambiado también de trabajo y para aquella época tenía un buen sueldo, durante aquellos meses Josefina conoció a personalidades de la Isla con las que establecería fuertes lazos de amistad.

“Conocí todo tipo de personas y yo estaba encantada. Gente con una mentalidad que me aportaban y aprendía costumbres y formas muy diferentes a las que yo había vivido en Barcelona.”

“Mis cuatro primeros años de casada fueron maravillosos y cada año que pasaba fuimos arreglando nuestro apartamento  y todos los años nos íbamos de vacaciones. Nuestra relación era de una pareja feliz pero las desavenencias no tardaron en llegar.”

“Mi marido no quería tener hijos y para aquella época mi instinto maternal se había despertado con una fuerte intensidad.Me confesó que no estaba dispuesto a sacrificarse por mi necesidad de ser madre así que las cosas empezaron a ir de mal en peor.”

Durante aquellos años previos a la separación, Josefina comprendió el significado de la Tristeza. Su marido, además, empezó a manifestar un agudo problema con la bebida cosa que hizo que la realidad de Josefina se tornase gris y agrietada.

“Recuerdo que venía cada vez más a menudo bebido de su trabajo y el poco control que tenía me hizo sentir verdadera rabia y vergüenza. Ya no aguantaba más.” 

“El efecto del exceso de la bebida en las personas es algo que a partir de ese momento no he podido volver a soportar.”

En el año 1994 decidió finalizar su matrimonio y comenzar una nueva vida. Otro cambio le esperaba a la vuelta de la esquina.

El inesperado despido de la Agencia de Transportes donde trabajaba el año posterior a su divorcio.

“Fue un duro golpe, recién separada y sin trabajo.”

Sin embargo, como siempre Josefina remonta en su vida y en pocos días ya tenía un nuevo trabajo como agente comercial en un concesionario de coches Nissan.

Tiempo después se le presenta la posibilidad de trabajar como encargada en una Capricci (una boutique de moda). Ella acepta el puesto. 

“Acepté el puesto porque me pareció interesante. Llevaba un equipo de cinco personas.”

Con la recién libertad adquirida, Josefina toma la firme decisión de vivir la isla.

“Durante esos dos primeros años después mi separación comencé a salir y a conocer Ibiza. La diversión, las discotecas, los amigos… Estaba eufórica, me sentía joven, guapa, sin obligaciones y Feliz.”

Para aquella época, Josefina contaba con 28 años y una vida llena de posibilidades por delante.

Después del final de una segunda gran relación sentimental con un chico que conoció en la isla, Josefina por fin hace realidad un sueño personal.

“Tener su propio apartamento frente al mar”.

Una llamada sorprende a Josefina. Su antiguo jefe (de la agencia de transportes), le propone volver a formar parte de su equipo. Ella no lo duda dos veces y acepta el puesto.

En uno de sus viajes a Murcia para visitar a la familia, Josefina conoce a un buen amigo de su primo,  su actual pareja. Con él comenzaría una larga relación sentimental.

Mantuvieron una relación a distancia durante un año hasta que Josefina toma la decisión de regresar a la península para comenzar una nueva vida junto a este nuevo amor.

“Me despedí de mis amigos. La última semana me quedé en casa de una amiga y disfrutamos de la isla mientras embalaba mis cosas y las enviaba a mi nuevo destino.” 

“Esa última semana fue especial, tenía sentimientos encontrados. No paraban de venir a mi mente los momentos felices que había pasado allí.”

En su última etapa en la Isla, Josefina realizó una búsqueda de empleo. De tal forma que nada más instalarse en Murcia ya tenía trabajo.

Sin embargo, la nueva realidad estaba a punto de encontrarse con ella. Su pareja trabajaba muchísimo y prácticamente no contaban con tiempo para estar juntos.

Josefina, empieza a plantarse porqué había abandonado su vida para embarcarse en una vida que todavía no sabía si iba a adecuarse a sus necesidades.

Para entonces ya estaba en el año 2010. Un día comenzó a sentirse mal y eso la llevó a visitar a varios profesionales hasta que le comunicaron que lo que tenía era un mioma intrauterino (tumor benigno en el útero) y tenía que ser operada.

Josefina estaba en shock. No sabía como tomarse esa devastadora noticia. Sin embargo, su optimismo y su fuerza imparable la mantuvieron con una entereza aplastante durante todo el proceso.

“Antes de la operación estuve tres meses en tratamiento. Se me retiró la menstruación y recuerdo que fueron unos meses horribles.”

“No te das cuenta de lo que es la salud hasta que tienes algún problema de ese tipo.”

Tras ser operada, la convalecencia fue larga y solitaria. Josefina tuvo muchos momentos para pensar en su vida y en lo que quería hacer a partir de que finalizase su recuperación. Se sentía más decidida que nunca.

Sin embargo, otra situación inesperada iba a poner a prueba la entereza de Josefina. Un primaveral 11 de Mayo, un terremoto sacude Lorca haciendo que sus padres se queden sin casa. Ahora tocaba estar a la altura de las circunstancias y Josefina decide ayudar a sus padres durante todo el proceso.

Su madre quedó muy resentida tras esa experiencia y no tardó en manifestar diversos problemas de salud. Josefina, tuvo que hacerse cargo de la situación y ayudar todo lo que estuvo en su mano. Otra vez le tocaba dejarlo todo e implicarse al cien por cien para ayudar a su madre y a su familia.

“Me di cuenta de que mi vida era por y para los demás, así que si eso era lo que se me daba bien, tenía que encontrarle un sentido a ese don.”

El espíritu luchador de Josefina y la fuerza que siempre la han caracterizado hicieron que reencontrase el sentido de este cambio y, tras ello, tomó una de las Decisiones más Importantes de su Vida:

“Decidí no volver a trabajar nuca más en aquello que no me llenaba, había llegado el momento de hacer aquello que realmente estaba destinada hacer.”

Con un nuevo ordenador recién comprado y conexión a Internet, Josefina comienza a formarse en diferentes materias enfocadas a desarrollar su Don: 

“Ayudar a los demás a sentirse mejor consigo mismos” 

Una nueva vida se abría ante sus ojos. Se formó en: Máster en SEM, SEO y Buscadores, Presencia Online, Habilidades Emocionales y Comunicativas, Nuevas Profesiones en Internet, WordPress, Marketing y Redes Sociales, Reputación Online, Comercio Electrónico, E-Comerce, Marketing de Afiliación, Curso para Emprendedores, Google Adwords Expres, Productividad Personal, y muchos otros cursos de especialización más.

Llegaba el momento de poner en práctica todo lo aprendido…

En 2014 comienza en una Empresa Americana .Se trataba de un sistema de afiliación enfocados a la formación online. La experiencia permitió a Josefina especializarse y poner en práctica lo que había aprendido, sin embargo, la filosofía de la compañía y los procedimientos no acababan de encajar con lo que ella estaba buscando.

Una vez dio por terminada su experiencia con ese tipo de Marketing Online se dio cuenta de que lo que realmente le gustaba y hacia bien era ayudar a otros.

“Me hice consciente  de la cantidad de personas que había ayudado con recomendaciones y pautas de todo tipo, tanto de salud, alimenticias, como herramientas y claves para controlar y sobrellevar  baches emocionales.”

Eso era lo que realmente quería hacer. En el momento que identificó su Pasión algo en su Interior se puso en Marcha.

“Después de haber pasado yo misma un bache de salud  emocional y físico y caer en picado me di cuenta de lo importante que era nuestra salud pero en todos los ámbitos de la vida. Salud Mental Emocional y Física.”

Gracias a la Fuerza De Voluntad que tuvo y a la Fe en Sí Misma se puso en Acción para volver a poner en Orden su Vida en todos los sentidos.

story3

En esos momentos se ayudó de todos los recursos que tenía a su alcance así como de las personas que sabía que la podían ayudar en su proceso de recuperación.

“En esos momentos me di cuenta de lo sola que me encontraba para salir de aquel bache y lo positivo que hubiera sido el haber tenido en aquella etapa a una persona que me ayudara y me guiara para salir del momento que me encontraba   y descubrir  una vida plena y saludable.”

Josefina llevaba años llevando una dieta vegetariana y cuidándose. Sabía lo que se debía hacer para tener una Alimentación Sana y Equilibrada.

Con pautas de ejercicio físico y practicando desde hacía años la meditación y, también, con herramientas específicas logró Acceder a un estado Emocional y de Salud que le permitió recuperar el control de su vida.

Empezó a ponerse en marcha y  encontró a las Personas y Recursos que necesitaba para enfocarse en lo que realmente sentía.

Sabía que era lo que debía hacer…

“Ayudar A Otras Personas A Encontrar Su Bienestar”.

En esa etapa dio con la persona que le ayudaría a engranar todo lo que con su propia experiencia había hecho y superado.

“Tenía mi propio  método el que me ayudó a salir del peor momento  de mi vida y el que me hizo encontrar el equilibrio y descubrir una vida de Bienestar Plena y saludable y volver a ser una persona Feliz.”

Contrató a una Mentora y Coach y ese  fue el punto de inflexión que le hizo darse cuenta de todo lo que estaba por llegar en su vida.

“Todo empezaba a encajar y a tener sentido estaba creando junto a mi mentora mi propio negocio online de Bienestar para poder ayudar a otras mujeres, creado con las estrategias y métodos que me hicieron salir del momento de incertidumbre en el que me encontraba.”

Enfocada en Mujeres fuertes y luchadoras pero que en un momento determinado de sus vidas se encuentran estancadas y con miles de dudas y miedos para salir de una situación que no saben cómo cambiar.

Por ello, creó su propio Programa con el que poder compartir toda su Experiencia con otras mujeres que están pasando por una situación similar a la que ella pasó.

Un programa estructurado de 7 pasos a través de los cuales las mujeres logran recuperar el Pleno Control de sus Vidas y de su Bienestar. Y, lo más importante, obteniendo Resultados Reales y Duraderos.

Su Programa Integra e Implementa las 3 grandes áreas que llevan a las personas a una verdadera Plenitud:

  1. Equilibrio Emocional
  2. Equilibrio Físico
  3. Equilibrio Mental

“Hoy, me Siento Satisfecha Y Con Muchas Expectativas De Haber Creado Mi Programa Privado y Exclusivo Happy Wellness ® Y Poder Ayudar A otras Muchas Mujeres a conseguir esa vida de Bienestar y Plenitud que se Merecen.”

Mi Live Motive “Cree En Que si Puedes Y Haz Que Suceda Tú Cambio”