“Emociones” De 0 a 100 en un segundo Como Un Ferrari.

Toda emoción negativa se refleja en el cuerpo esto es algo que por suerte o desgracia lo he podido experimentar en propia carne.

Digo por desgracia porque fue una etapa de mi vida que lo pasé bastante mal, y por suerte porque gracias a pasarlo tan mal y tocar fondo, pude darme cuenta de que tenía que dar paso a un cambio en todos los ámbitos de mi vida.

Dicen que “No hay mal que por bien no venga” y en mi caso fue así.

En aquel momento era un desorden total de mis pensamientos y me podía pasar días con la misma cantinela en mi cabeza. Llegando incluso a provocar todo tipo de mal estar en mi cuerpo.

Mi estado físico era lamentable, no prestaba atención para nada las señales de mi cuerpo, señales como decaimiento, desanimo, dolor de cabeza, dolores en el estómago, palpitaciones, tristeza, enfado, mareo etc…

Mi fisiología cambiaba de 0 a 100 en un segundo  como si  de un Ferrari se tratara….

 Podía pasar de la alegría a la tristeza y lloro en menos de un segudo.

Mi respiración era acelerada lo que me provocaba hiperventilación y me hacía sentir  todo un sinfín de síntomas como visión borrosa, mareos, tensión en los músculos, debilidad en las piernas, palpitaciones, temblores…

¿Cómo Hacer cuando nos encontramos en una situación de crisis y caos mental?

Esto fue algo que tuve que aprender, y fue, modificar mis pautas emocionales.

El poner orden a mi estado emocional fue un reto y hubo momentos de lucha  contra aquellos condicionamientos instalados en mi mente desde hacía años.

Pero había que hacerles frente y empecé con aprender a cambiar mi fisiología, poniendo atención y desviándola hacía otra cosa, cuando me encontraba en ese momento que mis emociones querían jugar malas pasadas.

Me lo puse como un reto, cambiar la atención de mi mente hacia mi respiración, esta fue una de las tácticas que utilizaba cuando veía que me salía de madre en algunas situaciones que me provocaban agobio y estrés.

Hacer respiraciones profundas pero poniendo total atención en mi respiración, inhalaba profundamente contando hasta tres, retenía el aire contando hasta seis  y luego lo exhalaba lentamente hasta que expulsaba la totalidad del aire que había inspirado.

Los beneficios de la respiración lenta profunda y consciente son muchos, entre los que están, un aumento de la cantidad de sangre, debido a tener mayor oxigenación en los pulmones, favorece la eliminación de toxinas en el cuerpo, relajación mental , reducción de los latidos del corazón, relajación de los músculos y del cuerpo en general.

 Algo que debemos saber es que; el estado de la mente y el cuerpo  está muy relacionado y producen a su vez un reflejo de relajación en nuestra mente.

Lo que se trata, es de poner calma mental, encontrar la forma que más se adapte a cada uno de nosotros. Ser capaces de trasformar nuestros estados emocionales y darles salida

Desviar la atención a nuestros pensamientos saboteadores ¿Cómo darles salida?  Por ejemplo escuchando música, dando un paseo, ir al cine, leer….

Emociones

Lo que se trata es de salir del estado  en el que nos encontramos donde nos está martilleando y  que nos produce un aumento de la hormona del estrés  el cortisol.

Como ya te he comentado antes, entre las formas de poner orden en una situación de agobio y estrés serían poner  la atención en la respiración, leer un libro, dar un paseo, escuchar música, hacer algo que nos guste y agrade  centrarnos en eso justo en el momento que sintamos que vamos a tener esa situación  de mal estar que nos viene.

Vamos a dar un primer paso para salir de esa situación que nos agobia y perjudica.

Lo primero es conectar con nuestra calma mental y la segunda parte es ver las cosas como son realmente, no como nosotros queremos verla.

Ver las cosas como son,  y no verlas según el estado de  ánimo en el que nos encontramos en ese momento.  Entre otras cosas es, porque no nos deja ver la realidad sino como nuestro ánimo nos muestra.

Esto es algo que lleva trabajo conseguirlo, pero una vez se ha conseguido es como si te liberaras.

Lo que se trata es de ver las cosas como desde fuera, como si no fuéramos nosotros, de una manera imparcial, como realmente son.

Conseguirlo es cuestión de parctica, ver las cosas que nos pasan sin aditivos emocionales extras por nuestra parte.

Las cosas no son buenas o malas,  ver las cosas desde un punto de vista constructivo y no haciendo leña de todo lo que nos pasa a nuestro alrededor.

No sé si os ha pasado, pero ahora que ya he traspasado  ese estado, me encuentro con personas que de todo hacen un mundo, si hace calor, para ellos hace muchísimo calor y se agobian, si ven mucha gente por la calle, les molesta y se quejan, si hay mucho silencio también le molesta y así con un sinfín de situaciones….

Lo que se trata es de que  nuestro criterio, sea el de adaptarse a las circunstancias que nos rodean, sin hacer un mundo de todo lo que nos sucede, tener la claridad mental de ver las cosas como son.

Se trata de no sufrir porque si, y cuando vengan momentos de dolor, que como todos sabemos suceden, saber gestionarlo y seguir adelante no quedarnos estancadas en esa situación dando vueltas y vueltas y produciéndonos toda clase  de malestar tanto físico como mental y emocional.

No crearnos sufrimiento extra  con criterios sin sentido, porque ha de ser como nosotras hemos creado la expectativa de cómo debería de ser.

¡No Crees!..

Olvidarnos de nuestros criterios superficiales y ser flexibles ante lo que nos pasa y no quedarnos atrapadas ante lo que nos sucede.

Por ultimo decir que lo que se trata es de Ser desde la persona, no desde nuestra personalidad.

Todos y cada uno de nosotros  crecemos y nos hacemos  adultos con toda una retahíla de condicionamientos que  marcan nuestra personalidad.

Lo importante, en mi caso, ha sido trabajar esa personalidad, para vivir y pensar más desde la persona que soy y limpiar todo aquello que me estaba haciendo daño y no me dejaba crecer como persona.

Vivir una vida en paz ,ver las cosas como son y cambiar nuestro criterio si nos está  haciendo daño.

woman-1406353_1280

Bienestar mental y emocional  pasa por ser capaces de ver las cosas como son y si nuestro criterio no nos deja verlas  y nos hace sufrir,saber cambiarlo,  ser capaces de trasformar nuestros estados emocionales, desde cambiar nuestra actitud física  y  llegando a trasformar aquello que nos hace sentir mal para ponerle razón y lógica.

Bienestar físico define el bienestar mental y emocional y al contrario  si estamos físicamente bien es más fácil estar bien en lo emocional y mental.

Lo que se trata  es de darnos cuenta de cómo  sentimos y pensamos, y de que podemos elegir como pensar, y te aseguro que….

En La Mayor Parte De Las Ocasiones Que Nos Encontremos Podemos Elegir Como Sentirnos.

Cuando nos encontremos en situaciones que las emociones y los pensamientos son tan fuertes que no podemos elegirlos, si podemos elegir como reaccionar antes esas emociones y pensamientos que muchas veces nos invaden.

En nuestra mano está el cambiar y  dejar de sufrir por defecto, todo empieza por un primer paso y hacernos conscientes de la voz autocritica y observarnos desde la amabilidad, el cómo te relaciones contigo misma es clave .

“Las Palabras Han de Expresar Con Fidelidad Nuestro Pensamiento” Confucio. 

img_2070

 

Anif García
Wellness Mentor – Te Acompaño a Ser Más Feliz
Creadora del Programa Exclusivo Happy Wellness®

HAPPY WELLNESS SYSTEM ®

¿Y tú que opinas?