“La Magia De Saber Decir Lo Que Quieres”

Uno de los desgastes más grandes de los que me he enfrentado en mi vida ha sido no saber decir No cuando quería decir No. Cuando nos comportamos incoherentes entre lo que sentimos y decimos nos provoca malestar.

Cuando nos sentimos alineados  entre lo que pensamos,  sentimos, decimos y hacemos es cuando nuestra autoestima se siente fortalecida y nos hace acercarnos a nuestra felicidad.

¿Con que tipo de personas te sientes identificada?

¿Crees que las relaciones entre las personas son muy difíciles? ¿Hay cosas que te gustaría decir pero no las dices? ¿Eres de las personas que dices siempre lo que piensas, y eres muy sincera?

Ser asertiva es la habilidad de poder expresarnos honestamente con respeto , defendiendo nuestro punto de vista y opiniones, sin perder el respeto hacia las opiniones de los demás.

Cuando nos comportamos de manera asertiva es fuente de felicidad además de una buena comunicación y sintonía con el resto del mundo. La felicidad también  dependerá  de la capacidad que tengamos de comunicarnos de manera positiva y abierta con las personas que nos rodean.

¿Cómo hacer para poder expresar en ocasiones nuestro punto de vista cuando no coincide con la otra persona sin hacer que se sienta mal?

Si te das cuenta, no es el contenido de lo que tienes que decir, sino las formas con  las que  decimos las que provocan malestar y malos entendidos.

Cuando explicas claramente, porque dices no, con amabilidad sin justificarte y sin excusas no  debe de haber  ningún problema. ¡No Crees!

No te tienes que inventar las razones, si no por una buena razón.

Di claramente tu razón, tu razón es simplemente tuya. No dices no, por nadie, sino por ti, porque te respetas a ti misma.

Cuando nuestra conducta es  asertiva  se centra en nosotras mismas teniendo en cuenta a los demás. Nos permite conseguir nuestros objetivos relacionarnos con el resto  sin perjudicarles hablando abiertamente de nuestras opiniones, deseos y nuestros sentimientos.

Cuando a menudo sacrificamos nuestros derechos, enseñas a los demás que se pueden aprovechar de ti.

Las características de un apersona asertiva son las siguientes;

  • Tienen una buena comunicación con todo tipo de personas.
  • Son personas que buscan los puntos en común
  • Suelen ser positivos y negociadoras.
  • Se sienten seguros y con una mirada amable
  • No se aprovechan de los demás así como tampoco dejan que se aprovechen de ellas.
  • Tienen la habilidad de escuchar lo que tiene que decir la otra persona.
  • Saben ponerse en el lugar del otro.
  • Son personas abiertas y consideradas.
  • Se puede confiar en ellas.
  • Si se sienten invadidos ponen límites a los demás.
  • Saben expresar sus pensamientos sin perder el respeto
  • Exponen sus opiniones sin intentar imponerla a nadie.
  • Cuando escuchan una crítica la afrontan como un aprendizaje.
  • Para conseguir lo que quieren no atacan los derechos de los demás.
  • Se sienten competentes y valorados por los otros.
  • Se enfocan en la solución de los problemas sin quedarse atrapados en estos.

aprende-a-decir-no

Comportarse de manera asertiva es la mejor forma de reducir el estrés y evita el resentimiento y sobre todo lo que se destaca de una persona asertiva es que si le hacen una petición y no la quiere hacer es una razón de peso para decir No sin problemas.

Nos pasamos la vida queriendo la aprobación de los demás, y por este motivo no solemos decir No cuando realmente es lo que  sentimos. Además tienen una vida dividida entre sus intereses y los intereses de los demás, se obligan a ser complacientes y dignos de confianza y en muchas ocasiones incluso de afecto, por este motivo muchas veces dicen Si porque piensan que de esta manera van a ser más queridos.

 Algo  que me pasaba a mí misma cuando  me comportaba de manera poco asertiva, era que me quedaba siempre torturándome con pensamientos como….

”Hay debería de haber hecho esto”  “Tendría que haber dicho esto otro”.

Con esto lo único que hacía era hacerme daño a mí misma.

Lo que  me ocurría era, que estaba tan acostumbrada a complacer a los demás, desatendía mis propias necesidades quedándome con el sentimiento de  no merecerme nada.

Este tipo de comportamiento lo que hace es que te desconectas de tu interior sin saber identificar cuáles son tus verdaderas  necesidades.

Algunas de las situaciones que solía decir Si  cuando quería decir No eran; cuando me cogía desprevenida, por vergüenza, me sentía culpable si decía no, en otras ocasiones me asignaban tareas y era incapaz de negarme aun sabiendo que no me iban a beneficiar, sino más bien todo lo contrario incluso porque  no era competencia mía, a veces también me veía en la tesitura de haber dicho muchas veces No y decía Si por compromiso.

Te invito a que si te encuentras en esta situación de haber dicho si  sin realmente querer, no pasa nada, puedes rectificar, piénsalo bien decir si sin  querer nos lleva a situaciones incomodas  y de malestar.

Lo que nos suele pasar es que, nos da  cosa  decir No por el miedo de lo que piensen los demás y nos rechacen.

Decir “No”,  no es un rechazo  es una decisión que has elegido hacer  en ese momento.

Te invito a que escribas;

¿Que sientes cuando dices no a algo que te pidan?

¿En qué ocasiones te niegas?

¿Hay cosas que se repitan en esas ocasiones?

¿Hay personas que se repitan y que no consigues decir no?

Cuando nos comportamos con respeto a nosotros mismas  y aprendemos a reafirmarnos de manera efectiva, sin agresividad pero tampoco con complacencia, es cuando  se produce la magia de saber decir lo que quieres cada vez que lo necesites y deseas.

El secreto está en decir las cosas  con  respeto, esto nos elevara a un estado de valía siendo nosotros en nuestra esencia.

“Hay que decir NO a mil cosas para estar seguro de que no te  estás equivocando o que  intentas abarcar demasiado” Steve Jobs

Parte del contenido incluido en  Inteligencia emocional. Rosa Quintana

 

 

 

img_2070

Anif García
Wellness Mentor – Te Acompaño a Ser Más Feliz
Creadora del Programa Exclusivo Happy Wellness®

HAPPY WELLNESS SYSTEM ®

 

¿Y tú que opinas?