Tormenta de Emociones

Somos  seres emocionales, las emociones mueven el mundo desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Las emociones forman parte de nuestra día y depende de nosotras en que emoción quedarnos si en las que nos sumen o en las que nos resten…

Solo depende de nosotras  saber elegir y quedarnos con la que nos  sume en nuestro día ¡No Crees!…

Hace un tiempo atrás, después de pasar un momento delicado en mi vida y dejar que las emociones fueran a su libre albedrio en mi cabecita y sentirme como un caballo desbocado emocionalmente hablando…

Cuando llegaron  momentos de incertidumbre y de dificultad en varios ámbitos de mi vida. Me sentía como en una tormenta de emociones, y que  para mí pesar, no eran emociones que me sumaran, si no, emociones y pensamientos que todas iban hacia una misma dirección, al lamento, la autocrítica, auto exigencia y el querer controlar todo lo que ocurría a mi alrededor,  y ¿qué crees que era lo que sucedía?…

Pueeesss   todo lo contrario de lo que pretendía, me convertí en la típica persona que se sentía víctima de todo lo que le pasaba echando la culpa a todo el mundo y viviendo en una infelicidad continua….

¿Has conocido alguna vez una persona así?.. Pues yo he de confesarte que sí, y esa persona fui yo, y después de vivir un tiempo en este entresijo de pensamientos y emociones…

Mi cabeza hizo click y se dio cuenta que estaba en el camino equivocado. Después de  vivir un accidente familiar muy cercano y que fue la gota que colmó el vaso, exploté como un volcán en plena erupción….

A  veces parece que todo se confabule para que nos ocurran ciertas situaciones  y caigamos de esa nube de tormenta con rayos y truenos incluidos, para que reaccionemos y tomemos decisiones y nos pongamos manos a la obra en nuestra reconstrucción emocional, y también de paso en nuestros patrones mentales que adquirimos en nuestros años de vida y  de experiencia y que se instalan muy cómodamente en nuestro cerebro y no nos dejan vivir una vida en Armonía Natural …

En aquel momento lo único que pedía era sentirme en Paz conmigo misma y poder aceptar la evolución de lo que estaba ocurriendo a mi alrededor, y de esa forma primero ayudarme a mí misma trabajando en el proceso de curación emocional y mental desde mi alimentación, pasando por mis hábitos y cultivando cada día y en diferentes momentos del día mi mente, y  así labrar ese camino donde ir poniendo de nuevo las semillas para  que crecieran sanas y fuertes mis emociones y pensamientos, salir fortalecida y victoriosa de aquella etapa que ya pasó y de que gracias a mi fuerza de voluntad, perseverancia, determinación y poner foco, salí victoriosa después de meses de trabajar conmigo misma…

Como te decía antes, somos seres emociónales, y además  también nuestra corporalidad y  nuestro lenguaje forman parte importante en colaboración con nuestras emociones y pensamientos.

Nuestra forma  de ir por la vida,  delata en qué estado emocional nos podemos encontrar, y si echas un vistazo a tu alrededor y somos observadoras mientras vamos en el autobús o en la cola del supermercado…, miras y te puedes dar cuenta en qué estado emocional se pueden estar encontrando esas personas que se nos cruzan en nuestro día…

Esta semana pasada estuve en la sala de espera de un hospital, porque la emoción de ver nieve en la costa, (que es donde vivo es algo muy inusual ver nevar, y además hacia muchísimos años no ocurría, yo desde luego no lo había visto nunca)…Salí de casa con cámara en mano y después de hacer un montón de fotos… Puse el pie en una baldosa con hielo y ¿qué fue lo que paso?  Que caí al suelo redonda con el resultado de algunas magulladuras y al hospital para hacerme una radiografía, pero gracias a la suerte no fue más que un susto jejejeje…

En la sala de espera había una señora mayor con su hija, según pude percatarme  la señora estaba con muchas ganas de comunicarse con las personas que estábamos allí esperando, así que al mirarme, le devolví una sonrisa, y eso fue lo que  disparo la chipa e hizo que la mujer se sintiera con la confianza, de establecer comunicación conmigo y después de presentarse…, empezó a contarme todo tipo de enfermedades que tenía y de un modo, como sintiéndose orgullosa de haber salido airosa de la mayoría de aquellas enfermedades…

En poco más de 15 minutos hasta que me llamarón,  aquella mujer mayor, me contó un resumen de toda su vida y de lo orgullosa que estaba de haber cumplido 80 años y aunque con achaques, seguir siendo una mujer independiente y valerse por ella misma…Se le notaba que le hacía falta hablar, expresarse y ser cercana con los demás, era una mujer optimista a pesar de sus dolencias, me hizo mucha gracia su confianza y ganas de compartir, aunque yo la invité a desviar el tema de sus enfermedades y me contará de donde era y que hacía aquí, ya que era de otra provincia de España, y me contará de ella…

Todo  este relato es  para que nos demos cuenta la importancia de las emociones y cómo vamos constantemente como luciérnaga encendida por donde vamos dando señales de cómo nos encontramos y nuestros estados de ánimos y emocionales…

Me encanta hablar con las personas que me cruzo aunque no las conozca de nada y sacar un ápice de sabiduría y conocimiento de cómo nos comportamos y aprender cada día un poco más de las personas y de todo lo que me rodea en general…

Aquella mujer la descubrieron sus emociones en aquel momento de incertidumbre pero aun así en un estado  de ánimo optimista.

Las emociones nos acompañan junto con  nuestra forma de comunicarnos y de vivir nuestro día a día. Alíate con tus emociones, con tu corporalidad y tu lenguaje y haz un equilibrio y armonía natural donde desprendas tu propia luz haya por donde camines y deja una huella imborrable que quede para siempre en el recuerdo de las personas que pasen en la película de  tu vida.….

“La inteligencia emocional crece a través de la percepción. Mire a su alrededor a su situación presente y obsérvelo  a través del nivel de los  sentimientos” Deepak Chopra  

Anif Garcíaimg_2070
Wellness Mentor – Te Acompaño a Ser Más Feliz
Creadora del Programa Exclusivo Happy Wellness®

HAPPY WELLNESS SYSTEM 

 

                                                                                                                                                                                                                                   Fotos gracias a Pixabay

¿Y tú que opinas?